Como Funes

Memorizo los movimientos de tu boca

se enrieda mi mirada entre las burbujas de la lluvia

y mientras camino con una bufanda bordó de líneas negras

recuerdo cuando me ofrecías fuego en la sobremesa.

Tropiezo con un charco de agua

me quedo un rato quieto en la avenida

para apreciar la sensación

del viento frío en el pelo

que me remonta suavemente a ese pozo profundo.

Tirarme con todo el peso al vacío

erótica entrega de una lengua rajada

de tanto lamer la piel que recubre el goce.

Las cosas que hacías para complacerme

tu atención a mi forma de hablar

mi piel de gallina

la voz susurrante en mi oreja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s