Mi primera cana

 

Éxodo de la conciencia

guarecerse en el desánimo

en cuclillas.

 

Tímida cana que se asoma culposa

entre recuerdos de un presente que se transforma

se arrullan mis treinta y tres en la arena.

 

Resguardo tus cartas en una cajita azul de madera terciada

como los cuerpos

que se leen

cuerpos que se comen

cuerpos que se devoran.

 

Mastico los versos que hablan de vos

chorreo saliva con letras de amor

descreo de la saciedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s