No me sigas

Intento conversar con tu alma

rígida me persigue con ojos estáticos

me asusta su afonía

la interpelo

le reprocho fantasmales traiciones.

Muda se traslada tras mis pasos

acrecienta su vigilancia ante mis traspiés

me sermonea si me vuelvo piel

esconde mis zapatillas e intenta retenerme inmóvil

sin cuerpo, sin deslices.

No admite secretos

reprocha mis desatenciones

sonríe cuando la percibo.

Se posa en el lado izquierdo de mi cama

espera que me duerma para abrazarme

y es el único instante en que sus párpados se relajan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s