La puta de los miércoles

Los miércoles vuelvo a casa encandilado

por el perfil de la misma puta

en la esquina de la terminal permanece apática

aguardando sedentaria en el mismo umbral.

De media cola en su pelo desteñido

a veces comiendo de parada

colectivos y peatones a la redonda

clientes ficticios y muecas de abandono.

Nadie tramará junto a ella su destino dorado

torpemente la invitarán a desvestirse

sin promesas insólitas o absurdas.

Hechizo nocturno de escritura

deseo ver a la puta

hamacarse levantando al unísono las piernas

caminar junto a alguien tomada de la mano

perderse en sueños y reír a carcajadas.

Enmascarado la observo con detenimiento efímero

reconstruyo halagos en su rostro de mujer desahuciada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s