Santafecino

Extraño muñecote de goma espuma

Gato gordo sentado al fuego de una llamita de luz

En una casa habitada por seres errantes.

Te vestís de largo traje verde

Casi idéntico al principito

Ensayas tocar el tambor de candombe

Con inusitada pasión.

La guitarra, la llevás de adorno

Sabés que a las minitas les gusta así.

Las zapatillas siempre sucias, camarada

Y un ritmo de vida fantasmal

Con sobrados tiempos para el cine

No sabemos quién sos, Guillermo

Si llegaste en verdad o si sos imaginario

Tampoco eso importa

Sabes jugar

Y es divertido fumar con vos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s